• Alex Appella

Encuadernación como herramienta en el aula: identidad y empoderamiento

Updated: Jul 3, 2018


¿Qué ocurre cuando un libro con un formato no-tradicional se convierta en una herramienta pedagógica en el aula?

Soy escritora, encuadernadora y viajera con una vida que orbita alrededor del poder y de las posibilidades de los libros. Desde 2013 coordino La Biblioteca Ambulante, las valijas "Entonces el libro". Las Valijas viajan sin costo y sin cesar por toda Argentina, visitando a escuelas, museos y bibliotecas. Las valijas contienen varias copias auspiciadas de Entonces el libro, una guía didáctica, y un registro donde cada escuela comparte su experiencia. Las bibliotecas ambulantes brindan una manera novedosa de trabajar en forma de proyecto temas tan diversos como la identidad, la inmigración, la segunda guerra mundial, la expresión, la lectura-comprensión, metodología de investigación, la discriminación, la ética, y con regularidad, las consecuencias de la última dictadura militar en Argentina. Y como si esto no fuera lo suficientemente inspirador, como autora y encuadernadora, estoy fascinada al ver como la mayoría de los participantes deciden hacer un libro propio que cuenta su historia, después de trabajar con la biblioteca ambulante.


"La experiencia con el proyecto de La Valija la fuimos viviendo como una construcción

colectiva que hizo que la historia de “Entonces el libro”...se hiciera parte de

una trama de profunda humanidad en la que nos vimos construyéndonos, transformándonos

y construyendo juntas/os las memorias sociales que siguen insistiendo y luchando por

hacernos pueblos libres."

-Colectivo docente del Espacio de Participación Cultural perteneciente al Instituto

Cabred de la Facultad de Educación y Salud de la Universidad Provincial de Córdoba, Argentina.


Hice Entonces el libro por una necesidad personal. Si mi tío abuelo János no pudo ir a la tumba con toda la historia de nuestra familia, yo menos. Escribí el libro en mi voz: collage. Y ademas, se lee en circulo. A llegar al final, se empieza de nuevo para descubrir las nuevas capas de pistas que hay escondida en cada página. Es un formato que invita al lector descubrirse, investigarse y a cuestionar estructuras personales como nosotros tuvimos que hacer como familia cuando nos enteramos de nuestra verdadera historia. Ver Entonces el libro transformarse en una herramienta didáctica para trabajar la identidad, la discriminación, las artes visuales, la historia, y la ética pone en perspectiva todo lo que nos pasó como familia, y lo que pasó a mi y a mi tío abuelo János en el camino.


"Nosotros tenemos alumnos que son parte del pueblo mapuche...muchos alumnos hablaban de sus historias con palabras muy dolorosas. [Surgió] la posibilidad de nombrar lo que muchas veces, durante varias generaciones, tuvieron que ocultar porque era peligroso. Esa posibilidad fue realmente muy valiosa para nosotros...Sabemos que es importante que sea dicho dentro de una escuela. Que en una escuela cualquiera sea, alguien pueda decir de dónde viene, cuál es su historia y no tener que silenciar ni la propia voz, ni el propio lenguaje ni la propia lengua."

-Adriana García Montero, Instituto de Formación Docente. Bariloche, Provincia de Rio Negro, Argentina.


Me conmueve presenciar, una y otra vez, que la creación de libros objetos--obras individuales y colectivos--sea una consecuencia natural de trabajar con las bibliotecas ambulantes en el aula, a pesar del hecho de que la mayoría de los estudiantes tienen muy poco (o casi ningún) contacto previo con el mundo de libros de artista. Con sus obras, nos muestran que cuando exploramos nuestra identidad a través de un libro hecho personalmente, aprendemos:

  • que cuando realizamos diseños y contenidos que nos representan, en el formato que sea, la emoción y las transformaciones que liberan son inigualables.

  • que no tenemos que tener un titulo universitario, una cierta edad, ni estar alfabetizados como para escribir nuestra historia en una voz propia y poderosa.

  • que los materiales y recursos que nos rodean son mas que suficientes para hacer el libro justo.

Hace cinco años que escuelas mandan fotos después de trabajar con la valija. Hace cinco años que me supera el desafío de transmitir o cuantificar lo que devuelven de la experiencia. Aquí intento resumir en algunas fotos. Se ve: libros que hablan, que sanan, que invitan a creer que en el aula, está la transformación de una sociedad mas sana y mas equitativa. En el encuentro con nosotros mismos, nos encontramos con el otro. Generamos empatía.

Las fotos muestran libros hechos por alumnos, por futuros docentes, por gente con recursos, sin recursos, gente de las ciudades grandes, y de pueblos alejados. Cada foto representa 100 mas que me han llegado, por lo menos. Cada foto es una historia esperanzador, una anécdota bella. La de la pollera, por ejemplo. La profe Andrea Bottero cuenta, "Cada uno eligió el formato de su libro. Y hubo mucho compromiso con lo que hacían. Cada producción los representaba en todos los aspectos. Y los materiales con los que trabajaron también. Fue movilizador transitar el proceso. Como ya te dije no era sencillo hablar de uno mismo. Además había que poner lo bueno y lo no tan bueno. En uno de los pliegues de la pollera cuelga la libreta del primer año de la escuela (de adultos). La educación tuvo su lugar en la obra y eso me emocionó mucho."


Rescato una y otra vez, la biblioteca ambulante, la valija "Entonces el libro" no podrá florecer tanto si no fuera por las docentes, los profes, los profesionales que la llevan a sus aulas con tanto compromiso, creatividad y fe.


"El mensaje de [del la biblioteca ambulante] para los alumnos y para la comunidad toda tiene muchas aristas: creatividad, innovación, búsqueda de nuevas oportunidades, de no bajar los brazos frente a la adversidad, porque todo eso tiene la valija, soñar en grande..."

-Alba Cerutti, Instituto de Formación Docente, General Roca, Provincia Rio Negro, Argentina.

"Morir de amor sería lo ideal."

Aprecio que por su naturaleza y por su vocación, tantos educadores ven que al hacer libros propios en el aula, ademas de trabajar la identidad, brindan otras herramientas a los alumnos para demonstrar lo que han aprendido del material presentado. Evitan el stress y la jerarquía de un examen para poder celebrar el contenido de la clase, empoderando al alumno a transformarlo en un libro.


Les invito a BAJAR GRATIS AQUÍ unas instrucciones de encuadernaciones para el aula. Son de Susan Kapuszinski Gaylord y las recomiendo de sobremanera.


"Entonces creo que pensar con La Valija...es poner nuevamente la mirada sobre el valor de la memoria, como espacio donde hacer pie para construir a futuro, pensar hoy el pasado para poder generar un futuro diferente."

-Patricia Dominguez, Docente, Comodoro Rivadavia, Provincia de Chubut, Argentina.



Eli Otero, desde la Escuela Popula de alfabetización de cartonerxs (RUO Recuperadorxs Urbanxs del Oeste--Buenos Aires), comparte esta obra realizado por los alumnos que usaron Entonces el libro como desparador para trabajar su propia identidad.

Read this article in English here.

© 2020 by Alex Appella  E-MAIL

  • Grey Facebook Icon
  • Grey YouTube Icon
  • Grey Instagram Icon

Subscribe / Subscribirse